Lunes, Febrero 13, 2017 / Noticias

Trabado pero para nada caído

Entre Central y Boca no se ponen de acuerdo en el porcentaje que compraría el Canalla del pase de Federico Carrizo ni el monto del mismo, aunque en Arroyito hay optimismo en el regreso del Pachi. Si este martes se aprueba el tercer cupo, irán por un enganche 

Federico Carrizo Es el hombre buscado para reemplazar a Walter Montoya y en Central agotarán todas las instancias para quedarse con sus servicios.

Pese a que las negociaciones con Boca están en un arduo tire y afloje, por Arroyito mantienen el optimismo del comienzo en concretar el regreso del volante cordobés, que ya manifestó su deseo de dejar el club xeneize para retornar al Canalla.

Lo que quedó descartado en las distintas charlas que vienen sosteniendo los dirigentes de las dos entidades es que no se hará el pase por medio de un préstamo ya que para ello Carrizo debe extender el vínculo que lo une a Boca hasta finales de este año y el oriundo de Villa Giardino ya dejó en claro que no pretende hacerlo.

¿Dónde está la traba? En las exigencias económicas que el club de la Ribera tiene para desprenderse del 60 por ciento del pase que le pertenece o un porcentaje menor del mismo, último es lo que se ajusta más a los planes de Central.

La idea principal de los directivos auriazules era conseguir un préstamo, pero descartada esta opción empezaron a manejar la alternativa de adquirir el 20 por ciento sobre el 60 del Xeneize y firmar un nuevo contrato con Carrizo de entre dos y tres años de duración.

El problema es que Boca defiende su patrimonio y si vende el 60 por ciento de los derechos económicos lo quiere hacer de mínima por el mismo dinero que invirtió en 2014: 2.700.000 dólares. En el caso de desprenderse de un 20 por ciento, debería ser en una cifra apenas superior a los 500 mil dólares haciendo una proporción, pero el inconveniente es que incluso fue tazado más alto.

De todos modos, pese a las lógicas exigencias de Boca, en Central juegan a favor con los deseos del jugador, con el hecho de que caída la chance de Cerro Porteño no hay un competidor a la vista y sobre todo que el hecho de que con el correr de los días, deberán desprenderse de un futbolista que no tiene lugar en la idea de Guillermo Barros Schelotto, que se quiere ir y que no pretende renovar.

Más allá de que en estos momentos la negociación está trabada y complicada a los fines del Canalla, de ningún modo está caída y el optimismo reina en torno a que finalmente, quizás más tarde de lo esperado, Carrizo jugará nuevamente en Central.

A la espera del tercer cupo 

Los directivos auriazules como sus pares del fútbol argentino, aguardan para que este martes se haga oficial el pedido para tener la chance de realizar una incorporación más además de los dos permitidas desde la apertura del libro de pases veraniego.

De concretarse el tercer cupo, en Central tienen la idea de usarlo e ir por un enganche para cubrir el hueco de la ida de Giovani Lo Celso, ya que por Montoya se está en negociación por Carrizo.

En ese sentido, aparentemente tienen algunos apuntados extranjeros, aunque para ello deberán, a contra reloj, desprenderse de los uruguayos Hernán Menosse o Washington Camacho, quienes pertenecen a Once Caldas de Colombia y Racing respectivamente y cuyos préstamos vencen en junio.

La búsqueda por un futbolista extranjero radica en que ya han tanteado con otros argentinos que podrían desempeñarse en la función pero las pretensiones económicas dificultaron la tarea.

Otro punto que complica la idea de Central de rápidamente liberar un cupo con la partida de Menosse o Camacho es el tiempo, ya que incluso existe la posibilidad de que el torneo se reanude el viernes 24 de febrero y no el 3 de marzo, lo que acorta una semana el cierre del libro de pases.

Dejanos tu opinión...

Videos, Slideshows and Podcasts by Cincopa Wordpress Plugin